Comunicado del MPS ante el fracaso de las conversaciones entre SE y CUP para concurrir juntas a las próximas elecciones municipales

El Movimiento Popular de Sabadell, ante el fracaso de las conversaciones entre la Entesa por Sabadell (ES) y la Candidatura de Unidad Popular (CUP) para concurrir juntas a las próximas elecciones municipales del mes de mayo, en las que ha asumido tareas de mediación, quiere hacer un breve análisis del proceso negociador y de su posición de presente y futuro en el ámbito del municipalismo.

Sobre el proceso:

  • El MPS acordamos en nuestra última Asamblea Plenaria apostar por trabajar en el ámbito del municipalismo con el objetivo central de construir una candidatura unitaria, alternativa y anticapitalista de cara las elecciones de 2015, entendiendo que hacerlo para las próximas elecciones era precipitado. Un paso previo y necesario para conseguirlo, pero, considerábamos que era la reconstrucción del espacio roto entre la SE y la CUP. Además, y más allá de las consideraciones tácticas y electorales, considerábamos que en el contexto actual de crisis y desmovilización de la izquierda era absurdo e irresponsable no esforzarnos para evitar la fragmentación de las fuerzas alternativas a la ciudad.
  • Fruto de nuestra posición pública, la SE y la CUP asistieron a una asamblea abierta con gente del MPS y personas a título individual el pasado 14 de diciembre, en la que se comprometieron a volver a abrir conversaciones para explorar las posibilidades de una concurrencia conjunta. Cabe decir que la CUP ya había mostrado previamente interés por concurrir con la SE, interés que había topado hasta el momento con la decisión de la SE tomada en su última Asamblea General de ir solos a los comicios y con los recelos por la reciente marcha de la CUP de dentro del SE -una decisión que en su momento no fuimos compartirlo.

  • Después de un par de propuestas cruzadas entre ambas organizaciones, y vistos los desencuentros (sobre todo en la configuración de la lista electoral y la visualización pública de la CUP en la marca de la SE), el MPS nos ofrecimos como mediadores entre las partes, con la voluntad de encontrar y deshacer los principales puntos de desacuerdo. En este sentido, desde el MPS realizamos una propuesta de acuerdo electoral de consenso y fuimos invitados, por parte de la SE, a asistir a las reuniones de negociación para facilitar el entendimiento.
  • En este contexto de negociaciones con representantes de las tres organizaciones implicadas se llegó a un principio de acuerdo a la penúltima de las reuniones; cuyo contenido creemos que no es necesario detallar aquí por respeto a las organizaciones implicadas. Lo que sí diremos, sin embargo, es que la posición del SE varió significativamente entre la penúltima y la última reunión, rechazando aspectos que parecían acordados y volviendo a posiciones de máximos que desde nuestro punto de vista buscaban dinamitar un proceso a punto de culminar con éxito. Este cambio de actitud en poco menos de una semana nos hace intuir que el Secretariado de la SE se encontraba dividido en este aspecto, y constatamos con desilusión como finalmente han terminado por imponerse aquellas personas más reticentes a la acuerdo electoral.

  • Así, ya pesar de que en todo proceso como éste hay que ser generoso y repartir responsabilidades entre todos los agentes implicados, pensamos que en última instancia la SE no ha analizado correctamente el escenario al que nos enfrentamos, y no ha valorado suficientemente la oportunidad de regeneración política y confluencia que se estaba gestando entre todas las partes.

Sobre nuestra posición de presente y futuro:

  • En una forma aún por determinar, y en coherencia con nuestra apuesta por el municipalismo como un frente más de lucha, trabajaremos para fortalecer el espacio de la CUP para estas elecciones, pero siempre con el ojo puesto en nuestra decisión última y determinante: Habrá, pasadas las elecciones, trabajar para construir una candidatura alternativa amplia y, para ello, entendemos que será imprescindible contar, entre otros, con la sE -o aquellos sectores de la misma que se quieran sumar -. La CUP también deberá asumir este compromiso si quiere seguir contando con nuestro apoyo y trabajo.

  • En coherencia con lo expuesto en el último punto, desde el MPS animamos a la ciudadanía de la ciudad a implicarse y participar del proyecto de la Candidatura de Unidad Popular de Sabadell, y pedimos el voto por la misma para las próximas elecciones municipales.

  • Por último, y dado que ambas organizaciones concurrirán separadas a las elecciones, llamamos a que no se haga «sangre» durante la campaña, en vistas a seguir limando asperezas y desavenencias en el futuro.