Tan común como lo es contratar gas natural en estos días, lo es para un bloguero querer ser protagonista del sitio que maneja, su intención es la de escribir de forma regular sobre la temática que es de su agrado con la finalidad de que posteriormente sea citado en otros espacios, para de esta manera acrecentar su popularidad en la blogósfera. Pero nada más cierto es que un blog sea popular por medio del trabajo colaborativo que se genera entre un blogger y su comunidad.

Es a través de los comentarios que se cuelgan lo que permite que otras personas se motivan a visitar un blog, a interactuar mediante conversaciones y debates en torno a un tema que es amigable, de un nivel adecuado que propicia la sana discusión y la generación de nuevas ideas. Por lo tanto a través de esta interacción se crea una comunidad.

¿Que es una comunidad?

Se entiende por comunidad la interacción de personas en un sitio, un ejemplo de ello  sería un usuario de instagram que compartió un enlace de otro usuario, o la respuesta que puede dar otro bloguero en torno a una información colgada, cuando se citan o se referencian un artículo de un autor en un foro o en alguna otra red social. Por lo tanto, una comunidad y la interacción que se da no solamente ocurre en un blog, puede trasladarse a cualquier otra red social donde los lectores hagan vida y comenten o citen información válida y de interés para otras personas.

En este sentido, si un blog no dispone de una comunidad existe pocas probabilidades que sobreviva, a menos que sea producto de los resultados arrojados por los motores de búsqueda o la publicidad, convirtiéndose entonces en un blog más de los tantos de miles que están en la red. Sin una comunidad no se garantiza el éxito del espacio que se ha creado, es a través de estas que se logra  un crecimiento sostenible en el tiempo.

¿Que se debe hacer?

Todo blog se crea con la finalidad de colgar información que sea de interés para otras personas. Es por ello que el contenido del mismo debe ser atractivo y que de forma adicional genere en los lectores el poder expresar lo que piensan y que esto se multiplique para que otros a su vez se sientan motivados a hacerlo. De esta manera será más fácil tener conversaciones que permitan la construcción y mantenimiento de una comunidad. 

A través de los siguientes consejos se podrá estimular la formación y el crecimiento de una comunidad que se caracterizará por poseer un flujo sano de participación y conversación.

  • Evitar las  barreras de entrada: No solicite registros de un usuario para dejar un comentario, ello lo que hará es alejar a los mismos. 
  • Permita que dejar un comentario sea algo fácil: Para ello deberá incorporar botones o iconos  que permitan que el lector pueda compartir un tema en las redes sociales.
  • Formule preguntas: De manera directa pero educadamente invite a otros usuarios a que compartan sus puntos de vista.
  • Defina políticas claras para los comentarios: Se debe siempre dejar claro en una comunidad reglas basadas en el respeto que propicien la participación sana.