Podría ser explicado de una forma sencilla como si se tratase de clases de inglés para niños de primaria, pero la política suele ser un tanto más complicada. Pero en este caso, intentaremos hacerlo de una forma sencilla, y es que la política ambiental se encarga de ayudar de mejor manera al medio ambiente a través de la conservación de todos los principios naturales de los humanos con la idea de fomentar un verdadero desarrollo sostenible, y ello solo puede lograrse por medio de objetivos claros establecidos a corto y largo plazo que se encuentren relacionados con todo el contexto. 

Los principios del desarrollo sostenible 

  • Las políticas ambientales deben basarse siempre en los resultados de investigaciones científicas.
  • El principio de sustitución de sustancias peligrosas por otras menos contaminantes y procesos de alto consumo energético por otros más eficientes.
  • El principio de responsabilidad medioambiental: todos podemos mejorar nuestro entorno.
  • El principio de la coherencia que requiere la coordinación de las políticas ambientales con otros departamentos y la integración de objetivos ambientales.
  • El principio de prevención: mejor prevenir que corregir desastres ecológicos.
  • El que contamina paga en los casos que no se puede prevenir el daño ambiental.
  • Principio de la cooperación en grupos sociales que trabajen con objetivos de mejora ambiental y su realización es indispensable.

Debe ser de alguna manera la política ambiental 

La política ambiental se trata de un modelo referido a la administración el cual es adoptado por alguna empresa o entidad con el fin de relacionarse de la mejor manera con el medio ambiente y sus recursos naturales. Dicha política debe iniciar por un compromiso ambiental, el cual es un documento en donde se rigen todas las actividades de la empresa, además debe reflejar en su totalidad los puntos básicos de la política medioambiental.

Algunos de estos puntos deben ser incluidos en dicho compromiso ambiental el cual orientará la política de la empresa:

  • Se prevendrán los riesgos a nivel patrimonial, ocupacional y ambiental.
  • Se minimizará en lo posible todo impacto ambiental.
  • Se minimizará en lo posible los residuos generados.
  • Siempre se actuará según las leyes y normas de la gestión ambiental.
  • Periódicamente se realizarán auditorias ambientales para asegurarse que se cumplen los puntos establecidos.
  • Se abogará por la reutilización y reciclaje.

En la actualidad, la política ambiental debe encontrarse presente como norma en todas las empresas, y ello incluye desde las más pequeñas, hasta las que funcionan como multinacionales. Basados en ello, existe hay una gran cantidad de aspectos que se pueden tener en cuenta al momento de lograr medidas ambientales adecuadas. A continuación mencionaremos algunos ejemplos de política ambiental:

  • Reciclar el papel que se usa y usar siempre papel reciclado.
  • Formar, comunicar y educar a los trabajadores en la práctica ecológica.
  • Reducir el impacto ambiental de la empresa: aires acondicionados, calefacción, luz y agua.
  • Cambiar la flota de vehículos por vehículos eléctricos, como bicicletas eléctricas  o coches eléctricos.
  • Fomentar actividades ecológicas bajo el amparo de la empresa, por ejemplo, realizar salidas para limpiar el bosque o plantar árboles.
  • Evitar imprimir todos esos documentos que no sean estrictamente necesarios.