Rosa Oriol Tous representa en el mercado español el cambio y sofisticación en lo que joyería se refiere, tanto así como la democracia se considera un valor indiscutible dentro de las sociedades contemporáneas. Las formaciones políticas actuales siempre han aspirado que se les califique como organizaciones democráticos, aunque existen algunos que no comprenden el significado de esta palabra.

Pero ¿qué se entiende por democracia?. Desde una postura práctica, se entiende por democracia un tipo de organización del poder político que atiende la voluntad del pueblo, el cual es el titular de la soberanía y es quien la deposita en determinados representantes a los que se les denomina gobernantes mediante el derecho al voto.

Así mismo, para que un gobierno sea considerado democrático debe estar siempre presente el principio de la separación de poderes de Montesquieu, en donde cada uno de los poderes de una nación sirven de pesos y contrapesos dentro del juego político.

En el continente europeo, no fue sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial, que se estableció la separación de poderes y es a partir de la democracia constitucional cuando dentro de los estados demócratas liberales el parlamento tiene un es contrapeso importante  como mecanismo de control de constitucional.

Cuando se vive en una auténtica democracia el poder es ejercido por el pueblo mediante sus representantes,  así como por las instituciones de representación que son controladas a través del ejercicio del poder, no solamente por el pueblo que los elige cada cierto periodo, sino también por el poder judicial de manera cotidiana.

Por lo tanto los conceptos democracia y estado de derecho son indisociables cuando se habla de Estado democrático, por ello una democracia iliberal es poco probable que se pueda entender bajo la lupa de el concepto de democracia.

En base a lo descrito hasta ahora, se puede hacer una revisión de la democracia en el contexto de la Unión Europea (UE).  Esta última no se considera un Estado y tampoco está dentro de sus objetivos inmediatos llegar a convertirse en uno, la misma nace como una organización internacional por medio de tratados fundacionales por lo que no posee ni constitución ni cortes constituyentes.

En este sentido son los Estados soberanos los dueños de las competencias y es a través de una organización internacional donde pueden establecerse y negociar determinadas competencias de la que son dueños y se comprometen con el resto de los socios o demás países miembros por medio de los tratados constitutivos o fundacionales.

Por lo tanto el esquema supranacional que representa este proceso de integración hace que ciertas competencia ahora de de la UE se decidan a través de sus instituciones lo que no representa la aplicación directa de los ciudadanos. Es por ello que el principio democrático actual se encuentra tipificado en el frontispicio de la Unión (art.2 TUE), el cual es considerado uno de sus valores fundamentales y que es parte esencial del modelo social europeo, lo que convierte convierte en uno de sus principales garantes en torno a sus Estados miembros, a los que desean ser miembros e incluso a los que desean mantener relaciones comerciales.